#AgroexportaciónSinExplotación

Fui vilmente humillado y maltratado por Air France

Vladimir Condo Salas

Publicado: 2015-03-15

Fui vilmente humillado y maltratado por Air France en el aeropuerto de Lima-Perú, me discriminaron por mi origen y color de piel. Air France sigue creyendo que el color de la piel sigue siendo un motivo de preferencia para otorgar servicios. Racistas! 

Sucedió el día domingo cerca a la media noche, cuando me entero que poco tiempo antes del vuelo me habían cambiado de horario de salida y número de asiento (reservado hace 6 meses), yo (Cusqueño, de facciones, talla y color muy típicas) me acerqué a la responsable de Air France en la puerta de embarque para que expliquen y solucionen el problema, pero recibo una rotunda y agresiva respuesta “así es y nada se puede hacer, la empresa puede hacer las modificaciones como le parezca… todos los asientos están asignados y no hay ninguno libre…!”, después de unos minutos de reclamo y casi suplicar que me arreglen el problema, la agresividad fue mayor y me tornaba resignado a hacer mi cola para el embarque, al segundo un extranjero (blanco, alto y rubio) se acerca a solicitar un cambio de asiento (la misma petición que la mía) y la atención hacia él fue extremadamente cordial, le dice que si puede cambiarle de asiento, le muestra el monitor del ordenador para que vea los asientos libres y le deja escoger… estando yo ahí presente!

Yo había comprado mi vuelo con varios meses de anticipación y elegido el horario así como el asiento, soy muy organizado y precavido para realizar mis viajes.

Reclamé el acto discriminatorio de inmediato, no obtuve ninguna respuesta solo más agresión, entonces llamé a Indecopi, pedí el libro de reclamaciones y cuando lo llenaba empiezan a amenazar con echarme de la aérea de embarque y con no dejarme tomar el vuelo, me rodean varios trabajadores con el objetivo de evitar que llene el libro de reclamación.

Indecopi en una primera llamada me orienta un poco, pero minutos después me llaman para pedir que no haga escándalo, que me calme, pidiéndome sutilmente que evite tomar pruebas de la discriminación que estaba sufriendo e indicándome que la empresa puede evitar que tome el vuelo y que existen antecedentes. Después me entero de boca del mismo Jefe de personal de esa área de Air France que llamó a Indecopi y pidido (ordenó) que me llamara.

La importancia de mi viaje y el inmenso costo que tiene hicieron que me resigne a tomar el vuelo bajo las condiciones que me impusieron, pero no por ello toleré ni tolero la violencia racista que sufrí.

Sufrí acoso hasta el último segundo, justo entrando al avión, pasando el control de embarque, el jefe del área me detuvo para amenazarme, me dijo que mis actos son delictivos y podían denunciarme, para él todo acto de reclamar en público y recabar pruebas de sus actos racistas son delitos. El jefe me recalcó enérgicamente que puede sacarme del vuelo, entonces me agache y no dije nada, no tenía palabras ni fuerzas, me sentí muy mal, humillado, pisoteado como ser humano, entre tanta impotencia se me resquebrajó la voz y no pude evitar derramar unas lágrimas.

Ahora a miles de kilómetros de mi País, al que amo mucho, me siento más seguro que dentro de él.

Amigos que me leen, no permitan que actos racistas sigan siendo parte de nuestras vidas, ayúdenme a que mi voz no sea un grito en el desierto. Por mi parte, desde la lejanía, hare lo posible para que lo que me sucedió no se repita y los culpables respondan por sus actos.

Vladimir Condo Salas

https://www.facebook.com/vlacosa?fref=nf


Escrito por

Talara Digital

Blogero local, aficionado a la fotografía y comprometido firmemente con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.


Publicado en

Talara Digital

Prensa Digital del Norte del Perú.